¿Debería usar barnices ecológicos?

¿Debería usar barnices ecológicos?

La elección del barnizado para nuestro parquet o tarima no debería ser una cuestión baladí. El acabado que decidamos garantizará en mayor o menor medida la salud y buen aspecto de nuestro suelo. Un suelo en buen estado realza el ambiente y la decoración de las diferentes estancias de nuestro hogar. Así que no debemos descuidar su tratamiento y mantenimiento.

Uno de los pasos a realizar antes de el barnizado es el acuchillado o pulido. Se trata, como bien dice su nombre, de lijar la madera de tal forma que eliminamos los residuos que pueda tener para que cuando barnicemos, la superficie esté impoluta. Esto es fundamental para conseguir un buen resultado final.

Como ya sabéis, el barnizado consiste en la aplicación de barniz en el suelo fundamentalmente para protegerlo de factores externos como la humedad, la exposición al sol, ralladuras, etc. Esta fina película mejora además el aspecto de la madera. La tipología del barniz es amplia.

Poliuretano. Su principal ventaja es la resistencia. Muy efectivo contra manchas y humedad. No es recomendable ya que es altamente tóxico y su utilización en hogares puede ser hasta peligrosa.

Urea formol. Se trata de la opción más barata. Pero ya se sabe, lo barato sale caro. Como el poliuretano es altamente tóxico –sobre todo en la fase de aplicación- y su mantenimiento es costoso, obteniendo los resultados de baja calidad.

Por otro lado están los calificados como barnices ecológicos.

Barnices al agua. El más utilizado actualmente a pesar de tener un precio superior a los ya citados. Su ventaja radica en que conseguimos resultados incluso mejores que con los barnices sintéticos pero sin los olores y la toxicidad. Además, es ignífugo. Como profesional, recomiendo esta opción por encima de cualquier otra.

Aceites. Los aceites oliuretánicos tienen la capacidad de penetrar el parquet. Ofrece una protección excelente contra los factores externos y además es capaz de conseguir un acabado excepcional. Es necesario reforzarlos con resinas para evitar el desgaste. Igual que la anterior opción, su aplicación y mantenimiento resultan mucho más ecológicos. Sus calidades compensan con mucho su precio.

Mi recomendación es siempre optar por los barnices naturales. Repasemos: sus resultados son iguales o mejores  y más duraderos que los conseguidos con barnices sintéticos, reducimos los riesgos de toxicidad al mínimo y son más ecológicos. Su principal desventaja es el precio aunque se compensa con unos menores costes de mantenimiento a posteriori.

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE