¿Por qué cruje mi parquet? Diagnóstico y soluciones

¿Por qué cruje mi parquet? Diagnóstico y soluciones

¿Por qué cruje mi parquet? Diagnóstico y soluciones

Vamos caminando tan tranquilos por nuestra casa y de repente lo escuchamos. Un ruído que llega a ser a veces estremecedor. Nos hace pensar que estamos en una película de terror. Es nuestro parquet que cruje bajo nuestros pasos. No debemos asustarnos. Hasta cierto punto es normal. El parquet está sometido durante toda su vida a diferentes factores externos que pueden alterarlo de un modo u otro. Es algo muy común en tarimas flotantes y principalmente hablamos de variaciones en el tamaño de las tablas que componen la misa debido a elementos externos como la humedad o también la temperatura.

Como ya os hemos explicado en artículos anteriores, la tarima flotante se compone de diferentes láminas de más o menos 15 mm de grosor que se encajan unas con otras mediante un sistema llamado click.

Orígenes del problema

Es muy normal que cuando se producen cambios en la temperatura y en la humedad -estos pueden proceder de diversos puntos: el ambiente, el pavimento sobre el que se asienta la tarima o parquet, incluso las paredes- hacen que la madera de la que se componen las láminas experimente variaciones de tamaño. Puede crecer o decrecer dependiendo de las variaciones mencionadas. Esto provoca que existan ciertas fricciones entre las uniones entre láminas o cliks.

No solo los factores como la humedad y la temperatura influyen para que aparezcan los molestos crujidos de nuestra madera. Una mala nivelación en el proceso de colocación también puede provocar estos desperfectos en nuestro suelo. La presencia de residuos en la colocación también es uno de los factores más comunes. Debemos preocuparnos de que todo esté perfectamente limpio en el momento de colocar las láminas. Otro de los factores más comunes es la edad de la madera.

Soluciones del problema

Existen diferentes soluciones para prevenir y corregir este pequeño inconveniente. Algunas de estas soluciones son perfectamente realizables uno mismo, con un poco de maña, claro está. Otras, sin embargo, tienen un plus de dificultad que tendrá que solucionar un profesional. Si intentas hacerlo tú mismo, lo más probable es que acabes empeorando la situación y al final tengas que asumir unha reforma todavía mayor de la que en un principio se necesitaba. Empecemos

Si el problema tiene su origen en la humedad o la variación de la temperatura, lo mejor y más sencillo que podemos hacer es utilizar polvos de talco. Esparciremos una cantidad determinada en el suelo (dependerá de la superficie a tratar) y la esparciremos con una mopa o una fregona seca. Así, los polvos se incrustarán en las ranuras de unión o clicks y harán de almohada, reduciendo la fricción y por consiguiente el ruído que provocamos al pisar.

Un poco más complicado es el proceso de inyección de parafina. Esta substancia debe aplicarse en aquellos puntos donde se producen los crujidos. En vuestro lugar también dejaría esta solución en manos de un profesional.

Además de la parafina, también podemos usar espuma de poliuretano. Para aplicarla, utilizaremos un taladro con una broca del diámetro del aplicador que vayamos a utilizar. El agujero debe hacerse en el medio de la tabla y de forma oblicua. Luego, aplicamos la espuma llenando el hueco entre la madera y el pavimento que la sostiene. Con tubillos de madera disimularemos los agujeros. Los lijaremos y pasaremos una pequeña mano de barniz.

El tercer escenario es el menos deseable. Los crujidos se producen porque la instalación no se realizó de forma correcta. La culpa en este caso la tendrá tu inexperiencia a la hora de colocar suelos de madera o el profesional que en su momento lo hizo. El suelo de madera no está bien asentado sobre el pavimento, por eso se producen los ruídos. La solución debe pasar inevitablemente por levantar el suelo y volver a colocarlo. En esta ocasión confía sí o sí en un profesional, así evitaras volver a tener que repetir la operación a corto plazo.

Si has detectado un problema como el que te hemos descrito en tu parquet o tarima flotante, intenta comprobar de donde procede el problema. Si no eres capaz, consulta con un especialista. Una vez detectado intenta aplicar la solución que más convenga.

Si te ha gustado este artículo, compártelo.

Gracias por confiar en Parquets Eduardo Costa

 

Summary
¿Por qué cruje mi parquet? Diagnóstico y soluciones
Article Name
¿Por qué cruje mi parquet? Diagnóstico y soluciones
Description
En este artículo os hablaremos de los orígenes de los molestos crujidos de los suelos de madera y algunas soluciones que podemos aplicar de forma sencilla y nosotros mismos.
Author
Publisher Name
Parquets Eduardo Costa
Publisher Logo
Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE